Marta Ramirez

Colombia

Crecí entre sartenes y fogones. Mi madre enseñó culinaria desde siempre y tuvo, paralelo al oficio de la crianza, una microempresa de Catering en casa.
Así que con el tiempo, con esta gran inspiración familiar y contagiada de esta inquietud ancestral sobre el tema de la comida, me convertí, además de cocinera amateur pero siempre dispuesta, en una infatigable buscadora de temas asociados, no solo a la práctica de cocinar, sino a la filosofía que encierra la palabra comida y a todo ese vasto e infinito mundo que involucra el acto de alimentarse más allá del evento fisiológico: como ritual, como determinante cultural, como vestigio del tiempo, como eje principal de la actividad humana.


Como diseñadora y “vidrio pensadora”, término que acuñé a partir del material en el que me expreso, el vidrio, he desarrollado múltiples diseños para la mesa. Me valgo del término “Foodjects, creado en España para titular una exposición sobre gastronomía y diseño, para cobijar dentro de este el trabajo que he desarrollado con el vidrio bajo la etiqueta “Joyas para la mesa”, inspirada en los rituales de poner la mesa, vestirla y engalanarla, de la misma manera que se adorna el cuerpo para resaltar sus encantos.